El arte del masaje con Amor

Tantra

tantra-webEl Tantra como el Yoga o el Zen es un camino espiritual hacia la iluminación y sus orígenes están en la India. Se le denomina también “la ciencia del éxtasis”.

El Tantra tiene una visión única hacia la vida en general. Es un sistema de desarrollo personal que acepta la vida en su totalidad, exaltando la experiencia sin reservas, se trata de vivir la vida con plenitud, al máximo. Todo debe ser experimentado como un juego, pero conscientemente y con un sentido de lo sagrado en cada gesto, cada percepción sensorial y cada acción.

El Tantra persigue espiritualizar o transformar las actividades cotidianas en actos conscientes, en los que se venera al poder primordial o Shakti, la fuerza poderosa (energía sexual), la mayor fuente de energía del universo, que en el Tantra es concebida como el poder femenino. Según el Tantra uno no puede jamás trascender el plano sexual de la existencia negándolo, sólo podrá si lo acepta plenamente,  si usa y espiritualiza las actividades sexuales naturales en el camino hacia una consciencia plena. De esta manera uno podrá evolucionar a un estado de verdadero entendimiento de  la vida, incluido el sexo.

Y este es el punto fundamental: poder reconocer esta energía, aceptarla, aprender como usarla y canalizarla correctamente, usarla de una manera segura, de manera creativa y positivamente.

La filosofía Tantra tiene dos ramas principales que se conocen en sánscrito como vama marga y dakshina marga.

Vama marga es el camino de la izquierda, el que combina la vida sexual con las prácticas de yoga para poder explosionar los centros energéticos dormidos en nosotros. Dakshina marga es el camino de la derecha, el de las prácticas de yoga sin interacción sexual. Hoy en día el camino que más se sigue es el de la izquierda, el que utiliza el sexo para el desarrollo espiritual.

El sexo puede ser usado como un medio para desarrollar la consciencia espiritual y abrir así los centros energéticos superiores (chakras) o planos de consciencia.

El sexo no es nunca denigrante o practicado de forma animal o inconsciente o por inercia, sino que se eleva y se lo coloca en su lugar apropiado, aquel lugar en el que dos personas pueden perder su identidad personal, fundiéndose el uno en el otro, disolviéndose así en unión con la consciencia universal. Esta es la finalidad de toda meditación verdadera.

El camino del Tantra sexual ha sido interpretado como permisivo y libertino. Pero este no es el caso, de hecho, de acuerdo con las escrituras, los tantra shastras, la unión sexual es una práctica adecuada sólamente a una clase especial de aspirantes espirituales: los de tipo heroico. Sólo estos aspirantes tienen la dedicación y el control personal necesario para elevar la unión sexual más allá del plano pasional y de la satisfacción de los sentidos al reino de una verdadera práctica espiritual dedicada no al placer sino a la experiencia mutua de planos de consciencia superiores.

El aspirante tiene que seguir un extenso programa de ejercicios físicos, mentales y sexuales para elevar su consciencia sensorial. Primero debe conocer y adquirir una maestría sobre  los sentidos, para que puedan estos ser herramientas para conseguir un mayor estado consciente y meditativo.

La finalidad del Tantra es usar tu energía sexual para fundirte en éxtasis con tu pareja y a través de él o de ella convertirte en uno con el cosmos o la divinidad.

En nuestra sociedad actual se incrementa a diario el interés por el Tantra, la gente está empezando a ver más allá y está dispuesta a aprender a utilizar la energía sexual de manera  mística, profunda y espiritual con el propósito de expandir su nivel de consciencia.

El Tantra habla de la sexualidad sagrada: cómo hacer el Amor como un ritual, lento, largo y profundo.

El arte de prolongar los placeres del juego amoroso sin llegar al orgasmo es descrito en el Kama Sutra, el manual hindú sobre el sexo escrito en el siglo IV. Este arte amoroso se refiere a los dos amantes participando activamente en aprender a prolongar su gozo antes de llegar al orgasmo.

En Glanz nos centramos en tu despertar sensorial para ayudarte a lograr un estado más elevado de consciencia mostrándote como tratar y manejarte con tu energía sexual.

En nuestros cursos, talleres y sesiones privadas te ofrecemos la oportunidad de aprender sobre tu sexualidad y susperar culaquier bloqueo mediante el masaje Tantra, el Masaje del punto sagrado y la meditación sexual tántrica.

Contáctanos para alcanzar plenitud sexual, sanación sexual y para cómo mejorar y enriquecer tu relación de pareja.

El despertar de los 5 sentidos es una parte importante del Tantra

Reaprende a sentir de nuevo, a excitar tus sentidos, a encontrar y  a descubrir placer por todo tu ser. Muéstrale al cuerpo cómo estar sensible y vivo otra vez y encuentra placer en, por ejemplo: las delicadas texturas de la seda y el agodón, plumas, una caricia llena de amor, sabores exóticos, deleita a tus ojos con matices sutiles, un contacto de miradas..escuchar melodías armoniosas.

La sensualidad te lleva a  poder disfrutar un estado de gozo, que está conectado con la libertad y el gozo que se encuentran en tu interior.